La razón del 23

A lo largo de la historia de la NBA (esta temporada se hacen 70 años de su “nacimiento”) han pasado miles de jugadores, dejando unos mejor recuerdo que otros. Mientras todo el mundo recuerda a Chamberlain, Bill Russell, Hakeem Olajuwon o Kareem Abdul-Jabbar, lo más probable es que muchos de vosotros no recordéis a Bernard King (considerado el “rey” de Nueva York), a Bob Petitt (Hall of famer, posee el récord de mas rebotes en un partido del All Star: 27) o Jerry West (el “logo” de la NBA, sus 900 partidos, 27 puntos por partido y el haber sido el único jugador en la historia en haber logrado el MVP de las finales aun habiendo perdido le avalan como uno de los mejores jugadores de los años 60). Y junto a los jugadores, sus números.

Resultado de imagen

Todo el mundo conoce y recuerda el 32 de Magic, el 24 de Kobe o el 33 de Bird, y lo mismo pasa con Michael Jordan y su 23.

Cuando una persona decide escoger el número 23 como número personal un peso invisible, una presión, aparece encima de sus hombros, y ese es el legado del número 23, el número que siempre será recordado como el del mejor de todos los tiempos.

La razón de ser del número? Muy sencilla. Michael, cuando estaba en el instituto tenía a su hermano mayor como mentor, y como llevaba el 45 lo decidió “partir” por la mitad, quedando el 22’5 (y de momento no se pueden llevar números de tres cifras con un signo de puntuación), y lo redondeó al 23. Un número muy grande, con una razón muy sencilla.

Resultado de imagen de michael jordan

Un saludo, y hasta la próxima.

Escrito por: Andrés Weiss.